Si hay una feria en Valencia que reúne todo lo que nos gusta, esa es Hábitat y todo lo que genera a su alrededor. Expositores del más alto nivel de diseño y una preocupación por la estética que encaja a la perfección con el deseo de las firmas y los estudios de diseño, de encontrar un lugar común.

Estuvimos allí y les dejamos de piedra, en el After nude de Hábitat 2018, de la mano del diseñador Miguel Herranz, quien ha cincelado ya unos cuántos bloques de piedra para hacernos soñar con sus lavabos Erosion, Flow y Essence.

Sueños de piedra y agua

La caricia del agua sobre la piedra es el storytelling de los lavabos de Miguel Herranz para Nerinea y en After nude, de Hábitat, posaron bajo las luces de LZF Lamps, firma de iluminación para la que también diseña Herranz, bajo la promesa de Nerinea de mostrar la piedra como nunca nadie la ha visto.

Mecanizados en nuestro atelier, mediante robot, estos lavabos ofrecen múltiples versiones, en dependencia del número de senos, tipo de piedra y medida deseada. Pero todos ellos comparten algo esencial: el recuerdo del bloque de piedra original al que evoca su volumen, macizo a la vez que ligero, su esencia natural.

Su diseñador, Miguel Herranz, es el director creativo de Nerinea y está desarrollando en estos momentos otros diseños que a buen seguro van a influir en el futuro del mobiliario en piedra natural made in Spain.

Sobre Miguel Herranz

Herranz es, además del director creativo de Nerinea, autor de proyectos de diseño industrial desde 1994, que responden a  necesidades y objetivos muy diversos, llevando a cabo, tanto proyectos de carácter conceptual, como de alto contenido técnico, y trabajando en diversos campos: mueble, iluminación, automóvil, baño, cerámica, etc.